racismo en estadios de futbol
racismo en estadios de futbol

Racismo en estadios de futbol

Este jueves el gobierno de Holanda anunció su decisión de instalar cámaras inteligentes en los estadios de fútbol, con la finalidad de identificar con precisión a los aficionados que hagan cánticos racistas, e impondrá prohibiciones de acceso más prolongadas.

(No deje de leer: Carl Herrera y los 28 años de su arribo a la NBA (+Vídeo)

“Es horrible que un futbolista salga del campo llorando, eso nunca debería volver a pasar”, dijo el primer ministro, Mark Rutte, en una rueda de prensa celebrada en la Federación Holandesa de Fútbol donde se dieron a conocer medidas para atajar el problema.

Detallaron que las cámaras inteligentes grabarán audio y seguirán con mayor precisión a los protagonistas de cánticos racistas, mientras que la prohibición máxima de acceso a los estadios para los perpetradores, fijada en estos momentos en cinco años, se duplicará hasta 10.

Asimismo, se desarrollará una aplicación en la que los aficionados podrán denunciar de forma anónima situaciones de racismo en las gradas.

Estas son parte de las medidas acordadas para elaborar un plan de acción que se dará a conocer en enero, y para el que se estudian más opciones, como imponer multas a los clubes o reducirles puntos.

A la reunión asistieron integrantes del gobierno holandés,entre ellos el ministro de Deportes, Bruno Bruins, quien enfatizó que en ese país “no hay lugar para el racismo. Tampoco en los estadios de fútbol” y que no quiere “volver a ver las lágrimas de Ahmad”.

Igualmente, se refirió a lo sucedido el pasado 17 de noviembre con el futbolista Ahmad Mendes Moreira, que abandonó el césped llorando después de que el árbitro paralizara el Den Bosch-Excelsior Rotterdam por los insultos racistas que recibía desde las gradas.

El deportista holandés de ascendencia guineana se mostró satisfecho con las medidas anunciadas. “Este es un problema social que no resolveremos en unas pocas semanas, pero ahora compartimos un objetivo común”, dijo.

EFE

Racismo en estadios de futbol